Todo es real ¡Debes creerme!

Marenko nace de una historia fantásticamente real o realmente fantástica, o tal vez la mezcla necesaria entre fantástica y real para no ser tomada en serio pero si para justificar numerosas historias en diversos tabloides. Trata de un muchacho ucraniano, encontrado el 2006 por la policía del país, con unos extraños ropajes y documentación del año de la pera (1950, no se realmente si fue un año importante para tan sabrosa fruta).

Tras una incursión por el hospital psiquiátrico más cercano, el joven revelo que sufrió de un sorpresivo salto temporal  tras fotografiar un ovni. El rollo, por suerte nuestra, se encontraba en su poder, así que sin demora ni llanto, un experto en revelado de fotos llego al lugar para poner en practica sus conocimientos en revelado. La foto era real, el ovni si existía, o al menos un objeto un tanto desenfocado y curioso estaba paseando por los aires.

Sus incrédulos acompañantes lo escoltaron a una habitación para que descansara. El hombre fue grabado por las cámaras de seguridad entrando a esta, mas nunca salio. Cuando fueron a buscarlo se encontraron con una habitación vacía y mas de alguna razón para no dormir esa noche. A nosotros nos gusta pensar que esta salvando al mundo en una alocada aventura en cadena infinita. De esas aventuras donde accidentalmente te conviertes en tu propio abuelo o en el líder de una secta en el amazonas.