Que alguien me detenga

Oso Polar es como ese amigo que no habla mucho, se ríe de las bromas pero no las cuenta el, lo invitan a todos lados pero nunca realmente sabes si lo esta pasando bien, nadie conoce muy bien a su familia; sabes que no viven muy lejos pero nunca te han invitado, se esfuerza mucho al elegir regalos y sabes que siempre puedes contar con el. ¿Por que, oh gran narrador, por que, oh señor que cuidas mi mente del aburrimiento de los textos creados para las masas, por que puedo confiar en este casi auto-exiliado ser de la sociedad? Es bastante simple mi frágil y humilde lector, dejame explicarte. Cuando estés con tus pares disfrutando de una entusiasta velada de protestas en tu país, va a llegar el momento en donde las fuerzas policiales llegarán a arruinarlo todo y habrá que salir hecho un cuhete si no quieres pasar la noche junto al neo-nazi de turno en la comisaría mas cercana. Cuando ese hipotético sea ahora, tu amigo no tan amable con los deportes tropezará y rodará por el suelo.

La adrenalina llenará tu cuerpo al gritar: ¡Parate estimado compañero de revueltas, parate para causar revuelo un día mas! Pero cuando te des vuelta para ayudarlo a levantarse del suelo, verás que la policía ya lo tiene rodeado. Es un grupo grande son por lo menos cinco uniformados, dos lo inmovilizan en el suelo y los otros te miran desafiante en un cobarde intento de provocación. Los golpes a tu mal afortunado amigo te nublan la visión y el sentido común. Con un último pensamiento pidiendo perdón a tu madre por no poder llevar el pan para la once, apagas tu cerebro y te entregas a hacer cucharita con el neo-nazi de turno. Es en ese momento cuando Oso Polar llegar a salvar el día. Claro, es tan obvio, como no lo pensaste antes, Oso Polar mide 3 metros y pesa mas de 300 kilos. De un solo zarpazo destruye a los tres policías que te provocaban. Los otros dos vomitan y salen corriendo. La multitud se vuelve loca, hay fuegos artificiales y el mundo esta a salvo.

No empieces de nuevo

Dejando de lado mis delirios de la tarde, Oso Polar controla todo lo que es territorio Inuit, también conocido como esquimal. Los Inuit son un pueblo cazador que ha vivido por miles de años en condiciones extremas como lo es el ártico. Los animales cazados son sumamente respetados y utilizados hasta su ultimo hueso en la confección de armas, viviendas, abrigo y comida. En la cultura esquimal el oso polar es adorado por la creencia que estos animales decidían si la caza sería exitosa o no.

Presentando un certificado psicológico que confirma mi estabilidad mental o no, todos sabemos que hacer enojar a un oso polar no es aconsejable. Mucho menos ir a propósito a luchar contra uno. Ahora, si ese oso polar ademas de medir casi 3 metros y pesar mas de 300 kilos es un zombie, y tu todavía quieres ir contra el, llámame. Conozco a alguien con quien podemos hablar.