Lanas gastadas

Los tatuajes que brindan gran parte de la personalidad de Zorro me asustan. Tienen algo que me hacen recordar a mi difunta abuela. Sentada en su viejo sillón, tejiendo sus viejas lanas. Solía vivir en una casa de madera, no muy grande pero con un pasillo que para la mente de un niño eran las mismísimas fauces a no volver a ver la luz del día. No se que tan verídicos sean estos recuerdos, suelo rellenarlos con mis sueños sin darme cuenta.

Los habitantes del territorio

Luego de esa extraña introducción podemos seguir con nuestro amigo Zorro. Los simbólicos patrones que adornan su frente y otras partes de cuerpo vienen de la etnia de los likan-antai, mas conocidos como atacameños. Este pueblo vivía principalmente en los interiores del Desierto de Atacama, uno de los desiertos mas áridos del mundo, que es desde donde Zorro controla las fuerzas de Nauj que le fueron encomendadas.

¡Hay un troll en las mazmorras!

Ademas de sus característicos tatuajes, hay otro elemento que sobresale en su diseño. Así es ¡Su gran cola! Esta tiene, al mas puro estilo punk, unas rocas que perfectamente podrían estar en la punta de un bate de béisbol con las que aplasta a quien ose ponerse en su camino. Por si no lo notaron también tiene una segunda cara en la nuca de su cabeza, y no es mucho mas amigable que la principal, incluso, por las noches, le pide sangre de unicornio y cuenta historias de bebes con rayos en la frente.