Rayo en una gota de vidrio

La ultima vez que Nauj piso la tierra, la electricidad todavía era algo inimaginable para el mundo. Imagínense como reaccionaría la gente de esos tiempos si les hubieran dicho que el ser humano tendría el poder de encapsular al rayo en una gota de vidrio. Que se puede invocar con tan solo apretar un botón y subyugarlo con apretarlo de nuevo. Lo más probable es que unas risas saldrían a flote mientras te tratan de loco. Eso en el mejor de los casos, en el peor no entienden ni una palabra de lo que dices y deciden que no perteneces a este lugar por lo que te dejan solo en la naturaleza.

Puede que ese último milenio donde Nauj no estuvo presente lo dejara poco actualizado con la tecnología actual, por lo que su laberinto se ve repleto de antorchas para guiar a sus invitados. Por suerte va muy bien con la estética del lugar. «Laberinto sombrío del dios olvidado».

Quizás es un poco tétrico e intimidante para quien venga de visita, pero considerando la situación mundial de invasión zombie, no es muy probable que alguien se acerque ni para tomar el censo. Ahora nuestro Kerhensito es un caso especial pero tampoco hay que considerar mucho como se siente con la decoración del lugar ya que el va con un solo propósito; derrotar a Nauj.